martes, julio 06, 2010

Con un Android en mi vida

Por fin tengo un teléfono que lo que peor hace es llamar

Para guiarme durante la conducción necesitaba un GPS, me parecía mal comprarme un aparato que solo sirve de GPS cuando por poco más podía comprarme un artilugio con muchas más utilidades / desde hace mucho buscaba una escusa para comprarme un móvil de última generación.

Los teléfono libres eran algo caros y cogerlo con una operadora, para hacer solo unas pocas llamadas era, aun menos rentable, que pedir un microcrédito para poder pagarlo.

Encontré la mejor opción en Ebay, comprándolo, a estrenar, a alguien que lo hubiese comprado por puntos a su operadora. Así además de un teléfono más barato, se ganan muchos días de diversión pujando y buscando estrategias para conseguir el mejor precio, mientras se evita a los timadores.

Al final compré un HTC Legend, un teléfono que ya había podido probar y que utiliza el sistema operativo Android, un sistema que está, para el uso que le voy a dar, bastante bien en prestaciones, ilibertad de uso, variedad de aplicaciones inútiles y sugerencias culinarias.

Ahora ya tengo juguete para mis viajes en tren y Google Maps Navigation para mis viajes en coche.

P.D.: Imágenes extraídas de http://blog.sevenclick.com

2 comentarios:

Ireth dijo...

La verdad es que el teléfono está genial, sobre todo para todo lo que sea agitarlo, jugar o interactuar con él. O vuvucelar jeje!

Fergus el Destructor dijo...

Tendrán que hacer una tabla comparativa del Legend y una maraca pegada con celo a una vuvucela, igual que hicieron la del iPhone y una piedra, ¿quien ganará?
http://www.eatliver.com/i.php?n=3509