lunes, abril 23, 2007

KING KONG (1933)


El viernes inicie una sección en la que intentare ir presentando al populacho películas imprescindibles, siempre sabiendo que son "buenas pero muy malas".

Pero hoy presento la que es sin lugar a dudas mi película favorita : King Kong, por supuesto me refiero a la película original de 1933.

Esta película ha sufrido infinitas secuelas, fue vilmente violada con un inenarrable remake en 1976 y finalmente ha tenido un digno remake hace solo un año.



Aunque hayáis visto cualquier secuela o remake no os podéis imaginar la gran fuerza que tiene la original, la única película que ha hecho llorar al Destructor y que me ha marcado de verdad (la vi por primera vez con solo 6 años).
Un equipo de cine van a rodar una película a la misteriosa isla de Teschio, al este de Sumatra. Allí los recién llegados descubren la existencia de una civilización prehistórica y de una tribu ancestral que secuestra a la atractiva Ann, la actriz protagonista, para ofrecerla en sacrificio ritual a King, un gigantesco gorila. El animal se enamora de la chica, defendiéndola del ataque de criaturas antediluvianas antes de ser reducido por la expedición. Inmediatamente se decidirá transportar al asombroso simio a Nueva York, para ser exhibido públicamente. El contacto de King Kong con un mundo que no es el suyo y el amor que siente por Ann precipitarán trágicamente los acontecimientos.

Que el blanco y negro no te asuste, los efectos especiales se notan menos que en Spiderman 3.

Una obra maestra que no hace sino ganar con el paso del tiempo.

P.D.: Este es el único post totalmente serio que he escrito hasta ahora y espero que también sea el último.

P.D.(2): Si alguien quiere ganarse mi respeto y/o mi amor incondicional, decirme cuanto adora esta película sería un buen comienzo.

6 comentarios:

eishier dijo...

Estoy de acuerdo en que la versión original de King Kong es muy grande y en la absoluta bazofia de remakes que se han venido haciendo. Lo que no entiendo es como puedes salvar la versión de Peter Jackson, claramente excesiva y con unos efectos especiales que, quitando al propio KK (aunque lo podian haber puesto en bikini y vestido de botones), son bastante flojillos tirando a cutres (especialmente la huida por el acantilado en la que a los actores parece que los hayan pegado encima a lo south park).
En fin que espero que el señor Jackson vuelva a ser capaz de dirigir películas aunque me temo que LOTR fue el resultado de un equipo de fans totalmente volcado en el proyecto y empiezo a temerme que las mayores contribuciones de Peter fueron convertir a Légolas en surfero cool y unas cuantas escenas patéticas más.
Espero poder tragarme mis palabras algún día.
Ale, un saludo.

Fergus el Destructor dijo...

No me parece una mala película la de 2005, si que resulta sorprendente que los efectos del King Kong de hace 70 años aun no hayan sido superados en ninguno de los remakes, pero en general me dejo un buen sabor de boca.

Supongo que no habrás visto "Tú madre se ha comido a mi perro", gran película de Jackson antes de pasarse a las superproducciones y que demuestra que Peter sabe lo que se hace.

AITOR dijo...

Que no sirva de precedente, pero estoy totalmente de acuerdo contigo. Incluso con los recursos de la época, el mono tenía más expresividad que muchos actores actuales, además de ser un cabrón sin concesiones disney.

Una obra maestra.

Fergus el Destructor dijo...

Ya he dejado claro que esta era la única entrada que pensaba hacer seria y poco polémica, así que no te preocupes la próxima vez que me visites seguramente podrás insultarme de nuevo.

Ireth dijo...

"King Kong"... pues yo vi la peli en algún momento de mi niñez, pero como me sucede con tantas cosas de aquellos años, sólo recuerdo flashes de escenas de la película, supongo que los que más me impactaron.

"King Kong" forma parte de esa larga lista de películas que debería volver a ver, a la que se suma la lista de películas obligatorias en la vida de cualquier ser humano con dos pies de frente que todavía no he visto... ¡y se me van acumulando!

No sé quién me habló de los carteles políticos tan semejantes al que sería King Kong.

Fergus el Destructor dijo...

Pues a Kong ponlo de los primeros en tú lista, no te defraudará.